THE BASE LAYER CHALLENGE


Girona está rodeada de carreteras ideales para la práctica del ciclismo, pero solo hay un cierto número de puertos que los podemos clasificar como los puertos "clásicos" de la zona. El año pasado, pusimos a la venta una camiseta interior de rejilla cuyo diseño era un listado de nuestros puertos preferidos situados alrededor de Tactic HQ. Una tarde de Octubre, pedaleando con amigos uno de ellos dijo: “Me he comprado la camiseta interior de Tactic y cuando vi en ella escritos los puertos pensé que sería un buen reto hacerlos todos en un día” mientras que otro del grupo soltó: “Pon día y fecha y lo hacemos”. Así fué como nació el reto #BASELAYERCHALLENGE una ruta de 270 Kms y con más de 4.400 metros de desnivel positivo.



 

 

 

El desafío incluye seis de las subidas más emblemáticas de la zona de Girona. Lo ideal es empezar primero por las subidas más duras que son Mare de Deu Del Mont y Rocacorba. Ambas se encuentran alrededor de la comarca del Pla de l'Estany al norte de Girona y están a 50 km una de la otra. Son de lo más duro que hay en la zona.

 

 


Mare de deu Del Mont es un puerto de 18 km con una pendiente media del 5%, lo que puede sonar agradable, pero si eliminas los cortos descansillos que hay a lo largo de la subida, la pendiente media pasa a ser del 9 o 10%. Es una subida que hay que tomarse con calma y sobretodo guardar fuerzas porque el día va a ser muy largo. Una vez arriba hay un largo descenso que te trae a Besalú. Des de allí encaramos una parte de “transición” que te deja a Banyoles donde afrontas el siguiente gran puerto, Rocacorba.


 
 



Rocacorba es quizás el puerto más emblemático de la comarca de Girona (gran cantidad de profesionales usan ese puerto como entreno para las grandes carreras del calendario internacional) y también uno de los más duros. No te dejes engañar por la agradable pendiente constante que encuentras en la parte inferior, ya que más adelante te encontrarás con rampas de hasta el 15% y dos kilómetros finales que son eternos. Eso sí, una vez arriba serás recompensado por una preciosas vistas panorámicas.


 
 



El siguiente puerto es Sant Marti Sacalm. Para llegar allí desde Rocacorba hay que entrar en Girona y subir un tendido puerto que tambíen tenemos marcado en la camiseta, Les Serres. Este puertecito nunca pasa el 5% de desnivel y te permite llegar a otro valle por donde accedemos al pueblo de Angles. Desde allí, te encuentras 8 kms hasta Amer donde empieza el 4 puerto del día, Sant Marti Sacalm.

Sant Marti Sacalm, de 8 kms, no es un puerto fácil pero a diferencia de Mare de Deu del Mont y Rocacorba se hace mejor ya que te permite encontrar un buen ritmo gracias a su constante pendiente del 7%. Además fué asfaltado hace poco lo que se rueda muy bien tanto subiendo como bajando.


 
 



Una vez tienes Sant Marti Sacalm en el bolsillo lo bueno (o lo malo) es que te acercas a Girona (y allí te quedarías) para afrontar los dos últimos puertos. Nosotros decidimos atacar primero Santa Pellaia. Este puerto, también conocido como “Hincapie Climb” es muy agradable y tendido, el problema es que ya llevas 225 kms en tus piernas y si no has comido y bebido bien puede aparecer “el hombre del mazo” cuando menos lo esperas. Lo que sí que es una verdadera gozada es la bajada de 6 kms que te permite ir rápido pero a la vez con sensación de seguridad.

Toca afrontar el último tramo, un tramo que con tantas horas sobre la bici se hace bastante cuesta arriba. La carretera que va de Monells a Madremanya tiene varios repechos que se hacen duros, lo único bueno es que ya te absorbe una dosis de motivación sabiendo que estás a pocos kilómetros de casa. Una vez llegas a Madremanya tomas un giro a la izquierda para subir el puerto más conocido de Girona, Els Àngels. Este puerto no es muy duro lo que lo hace tan popular es que es el puerto más cercano a Girona y por este motivo siempre está lleno de amantes del ciclismo. El puerto tiene dos caras, la de Girona, la más larga y tendida y a la vez la más popular, y la cara de Madremanya que es más corta pero más empinada. Son 5 kilómetros con rampas de hasta el 12% y con 6% de media. El cansancio se apodera de tu cuerpo pero en un abrir y cerrar de ojos te encuentras en la cima y ya solo queda un bonito descenso hasta Girona.


 

 

Nosotros comparamos la entrada a Girona con la etapa de Champs Elysees del Tour. Los ciclistas están ya relajados, haciendo bromas y comentando la larga jornada.

Independientemente de la forma en que decidas afrontar este desafío, es una excelente manera de ponerse a prueba y sobre todo de disfrutar del increíble ciclismo que ofrece la zona de Girona.

¿Te atreves?

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER
SUSCRIBIR